Reclamación de Gastos Hipotecarios

Reclamar gastos hipotecarios cobrados indebidamente

Estas reclamaciones nacen de una sentencia 23 de diciembre de 2015 del Tribunal Supremo, en la cual se declaró abusiva. Una  cláusula en la que un banco impone al prestatario el pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo hipotecario, veámos:

“Son de cuenta exclusiva de la parte prestataria todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, formalización, subsanación, tramitación de escrituras, modificación -incluyendo división, segregación o cualquier cambio que suponga alteración de la garantía- y ejecución de este contrato, y por los pagos y reintegros derivados del mismo, así como por la constitución, conservación y cancelación de su garantía, siendo igualmente a su cargo las primas y demás gastos correspondientes al seguro de daños, que la parte prestataria se obliga a tener vigente”.

Cabe decir, que a día de hoy, todas las hipotecas de España contemplan un clausulado con estas estipulaciones, es decir con la atribución de dichos gastos, que hubieran tenido que ser a costa del banco, al consumidor.


¿Qué supone esto para los afectados por esta cláusula?

La situación jurídica que se deriva de lo establecido por la sentencia es que todo aquel que tenga una hipoteca, podrá reclamar lo pagado por indebido y asimismo podrá recuperarlo con intereses.

¿Cómo reclamar?

En primer lugar habrá que dirigirse al Servicio de Atención al Cliente del Banco, una vez se haya transcurrido un plazo prudencial de 2 meses, con respuesta negativo o sin respuesta, será factible la interposición de demanda al respecto.

¿Qué se puede reclamar?

En este caso nos encontramos principalmente ante tres importes, el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, los gastos por realizar la escritura del préstamo con garantía hipotecaria, es decir, Notaría y el gasto por la inscripción de dicha garantía en el Registro de la Propiedad correspondiente.

  • Actos Jurídicos Documentados
  • Gastos de formalización de escritura de Préstamo Hipotecario
  • Inscripción en el Registro de la Propiedad de la hipoteca

Por todo lo dicho, estamos ante una situación de trascendente excepcionalidad convertida en normal, pues si nos detenemos a dar un simple análisis a dichos gastos, no dejan duda de que son imputables al banco, pero acaban satisfaciéndolo los propios consumidores, la parte débil de esta relación contractual.

Veamos, conforme a la legislación tributaria, será sujeto pasivo del impuesto el prestamista, pues es quien obtiene lucro por el mismo; respecto a los gastos por inscripción en el Registro de la Propiedad, es la entidad bancaria la que tiene interés en dicha inscripción, pues es quien garantiza el préstamo con dicha hipoteca; y para finalizar el gasto notarial, pues no es necesario realizar un préstamo mediante escritura y tampoco se especifica cuáles van a ser las copias o requerimientos que solicita la entidad ni el coste que va a suponer.

Dicho lo cual, se ha abierto la veda para que aquellos afectados, puedan reclamar, con suma claridad jurídica aquello cobrado por indebido, dichas cantidades oscilan a alrededor de 3.000 euros, la recuperación de dicho importe supondría la contabilización por amortizado del capital principal de préstamo hipotecario.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *