El azulejo se convierte en el elemento decorativo de moda

Un azulejo puede generar múltiples opciones de decoración. El poder combinarlos entre sí hace que las opciones se multipliquen. Los hay con distintas formas, colores y materiales y esto nos permite ir mucho más allá. De este modo, no solo cabe la posibilidad de elegir unas baldosas para el suelo y otras para las paredes, sino que también podemos llevar a cabo otro tipo de proyectos más completos.

Azulejos para enmarcar zonas

Vamos a comentar de manera rápida de qué forma podemos utilizar los azulejos en nuestra casa. Enmarcar una de las paredes con azulejos de color o con mosaicos, dotará el baño de más profundidad. Usar los azulejos para destacar el mueble del lavabo si es un mueble al que le queramos dar protagonismo dentro de la composición total del baño

En los espacios donde queremos que predomine la claridad y la nitidez o sensación de limpio, intentaremos optar por la opción de un azulejo, de colores neutros y claros, tales como el Blanco. La intensidad del color dependerá de que tipo de azulejo seleccionemos (mate o brillo).

Componer un tapiz en blanco y negro

Del mismo modo que se puede utilizar un azulejo como alfombra hidraúlica, también se puede imitar una alfombra de mosaicos geométricos en el baño. Se suelen utilizar para cubrir la totalidad del espacio ya que la superficie es más pequeña y la continuidad del suelo genera sensación de amplitud.

Los baños en blanco y negro son tendencia por su simplicidad y facilidad de mezclarse con otros elementos. Para combinarlos pueden introducirse elementos como toallas, grifería o estanterías en tonos oscuros y mantener  las baldosas de las paredes y el mobiliario en tonos claros para respetar la luminosidad.

Colores y formas

La característica principal de los azulejos geométricos y tipo metro es que pueden combinarse con distintas formas y tamaños, siempre que los colores formen parte de una misma paleta.

Si optamos por un suelo muy colorido, el resto de azulejos y elementos deben estar dentro de esta misma gama.

Se pueden generar múltiples opciones, ya que más allá del blanco y negro, puede optarse por colores tierra, neutros o grisáceos. Los materiales del baño deben elegirse teniendo en cuenta estos colores para mantener la coherencia estética.

El blanco queda bien con todo

Una pared de azulejos blancos tipo metro permitirá cualquier tipo de combinación. Desde un suelo oscuro más discreto a unas hidráulicas. Con esta mezcla conseguiremos un acabado neutro. Y aunque es menos visual que otras combinaciones, tendremos muchas más posibilidades a la hora de elegir el resto de elementos.

Con madera y parqué cerámico

Utilizar el azulejo estilo piscina nos vendrá muy bien para crear cenefas, paredes de ducha o columnas visuales, muy útiles para separar ambientes y sobre todo aportará discreción y un toque de minimalismo. Se puede mezclar de manera idónea con un baño que apueste por elementos neutros, como un suelo de parqué cerámico y aprovechar los tonos madera para combinarlo con puertas y ribetear las zonas embaldosadas.

Aquí un ejemplo de cómo usar estas pequeñas baldosas para proteger zonas húmedas:

Debemos comentar que en VEP inmobiliaria, contamos con un equipo técnico, que crea y diseña todo tipo de proyectos acoplados a las necesidades, gustos y precios de los clientes. Nuestro único objetivo es ofrecer la posibilidad de crear nuevos espacios, renovar y aconsejar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *